NUESTRA PROPUESTA

Promovemos una regulación sensata compatible con la reducción de daños del tabaquismo

NUESTRA PROPUESTA

Una regulación sensata de los vaporizadores y cigarrillos electrónicos debe respetar los siguientes principios para garantizar a adultos, mayores de 18 años, a un acceso sencillo y seguro a estos dispositivos. 

Es una posición indeclinable que los sistemas eléctricos de administración de nicotina dejen de estar prohibidos en toda la Argentina

La derogación de la Disposición de la ANMAT sería todo lo necesario para que miles de personas que hoy fuman prueben una alternativa más segura al cigarrillo, vapear sea más seguro y florezca un nuevo sector en la economía

Sabemos también que cualquier cambio en la regulación vendrá acompañado con nuevas regulaciones, por eso proponemos que sea una regulación sensata que permita a los adultos a un acceso seguro a los productos de vapor

FIN A LA PROHIBICIÓN

Los productos vinculados al vapeo deberían ser gravados como cualquier otro producto de consumo masivo. Cualquier tipo de impuesto especial sobre los vaporizadores, o accesorios, incentivan el consumo del cigarrillo tradicional.

Un impuesto adicional a los productos de vapeo implicaría obligar a la gente optar por productos caros que ingresan por las vías legales pero seguros, o comprar clones de liquidos que pueden ser inseguros, y dispositivos de tecnología osboleta.

El vaporizador es una alternativa menos dañina que el cigarrillo tradicional, y no debería tener el mismo tratamiento fiscal. Al contrario, debería incentivarse su uso entre fumadores.

IMPUESTOS RAZONABLES

Una regulación sensata es respetuosa de los derechos individuales protegidos por la Constitucion Nacional.

Como adultos responsables tenemos la capacidad para comprender las consecuencias de utilizar cigarrillos tradicionales, vaporizadores, cruzar la calle sin mirar o soldar sin protección visual. 

Una regulación sensata es una regulación que te permirte informarte, permite que te informen, permite tomar una decisión, permite entender las consecuencias, permite poder optar por una alternativa menos dañina al cigarrillo combustible.

DERECHOS INDIVIDUALES

Una regulación sensata tiene que respetar la libertad de expresión de médicos, cientificos, profesores, activistas y asociaciones civiles para poder divulgar evidencia cientifica que respalda al vapeo como alternativa menos dañina que el cigarrillo electrónico.

De la misma manera, productores y vendedores del sector tienen derecho a la promoción de su producto con una publicidad orientada a los mayores de 18 años

La publicidad y la venta también debe estar permitida en internet para mayores de 18 años.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Una regulación sensata incluye no sobrecargar de burocracia al sector que brinda productos y servicios a vapeadores. El desarrollo de un sector formalizado contribuirá a la seguridad en el vapeo.

Una industria local del vapeo será un sector dinámico en la economía local con grandes posibilidades de crecimiento. Esto será otra herida de muerte más para el cigarrillo combustible.

El vapeo genera empleos en tiendas físicas, ecommerce, productores de liquidos, importadores, agencias de marketing, imprentas y otras industrias vinculadas con el desarrollo del producto.

DESARROLLO DEL SECTOR

La existencia de sabores es gran parte de lo que hace atractivo al cigarrillo electrónico para muchos vapeadores que cambiaron el humo por el vapor. La restricción de sabores provocaría que muchos vapeadores vuelvan al cigarrillo tradicional.

Además, los liquidos con sabores se comercializarían en el mercado informal, con los riesgos que conlleva comprar productos de orígen desconocido. 

Una regulación sensata debe comprender que los sabores han sido fundamentales en el éxito del cigarrillo electrónico  Los sabores son pensados por y para adultos. Sin sabores se condena a muerte a miles de fumadores

LIBERTAD DE SABORES

El derecho a la salud incluye el derecho por optar una alternativa menos dañina que el cigarrillo tradicional

Una regulación sensata genera alternativas para que la gente pueda tomar decisiones que le permitan mejorar su calidad de vida

DERECHO A LA SALUD

Una regulación sensata comprende que no hay evidencia de que el vapor ambiental del cigarrillo electrónico cause daños en la salud. El vapor contiene niveles insignificativos de tóxicas.

Debería ser elección del dueño o administrador de los lugares de acceso público como restaurantes, bares, clubes, etc. si se permite la utilización de vaporizadores dentro de los establecimientos, o si habilita sectores exclusivos para ello.

DERECHOS DE PROPIEDAD

Un mercado que todo el tiempo está innovando, ofreciendo soluciones más sencillas y accesibles para que la gente abandone el cigarrillo, requiere de un intercambio comercial sin restricciones. 

Una industria del vapeo local consolidada tiene un alto potencial de exportación en materia de líquidos y accesorios al resto de América Latina, Estados Unidos e Inglaterra.

Una regulación sensata entiende que la cambiar el hábito del cigarrillo tradicional por el cigarrillo electrónico generar un impacto positivo en la carga del sistema estatal de salud.

COMERCIO EXTERIOR

>