.st0{fill:#FFFFFF;}

Regulación

5 reflexiones sensatas sobre el cigarrillo electrónico

 marzo 8, 2020

El investigador británico, exdirector del Action on Smoking and Health con sede en Londres, Clive Bates, compiló una serie de citas acerca del cigarrillo electrónico tiutlada “Gente razonable diciendo cosas sensatas sobre el bajo riesgo de las alternativas a fumar”, en este artículo traducimos algunas de ellas.

En 1991, 10 años antes de la invención del cigarrillo electrónico, el porfesor Michael Rusell escribía lo siguiente en el British Journal of Addiction

Se argumenta aquí que no es tanto la eficacia de los nuevos sistemas de administración de nicotina como asistencias temporales para dejar de fumar, sino su potencial como alterantivas de largo plazo al tabaco que convierte en un objetivo realista la eliminación virtual del tabaco. Su seguridad relativa comparada con el tabaco es discutida. Se promueve un argumento a favor de la elaboración productos de reemplazo de nicotina que sean tan atractivos y aceptables como sean posible y promocionados acitvamente en el mercado para permitirles competir con los productos de tabaco.

También se necesitar del respaldo de autoridades de la salud, ventajas impositivos y apoyo del movimiento anti-tabaco si esto permite que el uso de tabaco se elimine gradualmente.

En términos generales son las impurezas en el tabaco y su humo lo que matan, mientras que la nicotina brinda la mayor parte del placer, el estímulo y el alivio del estrés. Los productos de tabaco convencionales serán considerados en un futuro como arcaícos de la misma manera que se contempla hoy el uso de alcaloides sin refinar de la medicina popular en comparación con los productos modernos de la industria farmacéutica.

John Britton, presidente del Grupo de Asesoramiento sobre el Tabaco del Colegio Real de Médicos del Reino Unido, dijo:

“La nicotina por si misma no es una droga particularmente peligrosa”, dice el profesor John Britton… “Está a un nivel similar de los efectos que uno obtiene de la cafeína”

“Si todos los fumadores de Gran Bretaña dejaran de fumar cigarrillos y se pasaran a los cigarrillos electrónicos podríamos evitar 5 millones de muertes de gente qeu hoy está viva. Es un premio potencial gigante para la salud pública”

Dr. David Halpern, jefe del Equipo de Ideas Comprensión Conductual del Reino Unido, fue citado por el Daily Telegraph:

Luego están, como dice Halpern, los temas “peculiares”. Los cigarrillos sin humo, por ejemplo. Mientras muchos países, sin seguridad acerca de los riesgos de la salud, han decidido prohibirlo, Halpern cree que es una equivocación. Es mucho mejor, argumenta, pedirle a los fumadores que adopten una conducta similar que, aunque posiblemente no sea libre de riesgo, es menos peligorsa que fumar, a pedirles que abandonen el hábito completamente.

“Si le das a alguien una alternativa decente, es mucho más fácil”, dice Halpern. “Hay 10 o 12 millones de fumadores en el Reino Unido, de los cuales la mitad aproximadamente va a morir por su hábito. Entonces, incluso con un 20% de sustitución, estás hablando de millonies de vidas”.

Jean-François Etter, jefe del grupo de tabaco en el Instituto de Medicina Social y Preventiva de la Universidad de Ginebra, y autor de El cigarrillo electrónico: una alternativa al tabaco, en el que dice:

La regulación aversa al riesgo de la nicotina causa miles de muertes por año, porque fortalece de manera artificial la posición del tabaco, bloqueando productos más seguros e innovaciones, obstruye el marketing de las terapias de nicotina, y eleva las barreras de netradas al mercado de la nicotina, distorsionando la economía de mercado. La legislación actual beneficia prinicpalmente las industrias del tabaco y farmacéuticas, elimnando competidores en la oferta de nicotina.

El profesor Peter Hajek, jefe de psciología en el Instituto Wolfson de Medicina Preventiva y director de la Unidad de Investigación de Dependencia del Tabaco de la misma institución escribió en un comentario al blog:

Debería permitirse los cigarrillos electrónicos evolucionen como una alternativa a fumar como producto de consumo. La regulación demasiado entusiasta (ni hablar de las prohibciones) protegeran el monopolio en el mercado de los cigarrillos convencionales mortales. Los estrategas de la salud pública deberían ver el aumento del interés en los vaporizadores entre los fumadores como una estrategia de reducción de daños que surge desde las bases y un potencial end-game a la epidemia del tabaco.

Para seguir leyendo...




{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>