.st0{fill:#FFFFFF;}

AsoVape Argentina

Comunicado enviado a Diputados provinciales de Santa Fe por la inclusión del vapeo en el alcance del Proyecto de ley 38788 CD-FP-PS

 abril 3, 2021

Asovape Argentina emitió un comunicado a los Diputados de la provincia de Santa Fe para exponer argumentos diferentes a los propuestos por los legisladores para fundamentar la inclusión del vapeo de manera negativa en el marco del Programa Provincial de Control de Tabaquismo.

La creación del Programa Provincial de Control de Tabaquismo data de Octubre de 2019 y fue impulsado por la Diputada Ayala, en Julio de 2020 retoman la iniciativa los legisladores Hynes, Cattalini, Blanco, García, Lenci y Balagué. En Marzo de este año al tomar conocimiento de que el proyecto se volvía a poner en movimiento desde Asovape Argentina no podíamos permanecer ajenos ya que consideramos el impacto negativo que puede tener para los usuarios de esa provincia un proyecto de esta magnitud y usando argumentos que están desactualizados o faltan a la verdad, Así mismo apoyamos y queremos que el Programa Provincial de Control de Tabaquismo sea una realidad porque a pesar de las diferencias tenemos el mismo objetivo: Lograr que NO FUMAR sea la norma en nuestra comunidad. No estamos, ni estaremos en desacuerdo con ninguna iniciativa que ayude a mejorar la calidad de vida de la población y si el vapeo va a ser incluido en un proyecto sea considerado como una herramienta de reducción de daños regulada y no prohibida.

Confiamos en poder debatir para revertir esta situación y además poder ser parte del Programa Provincial como lo dice en el ítem numero 7 del articulo dos del proyecto de Ley:

“Instrumentar campañas educativas a través de todos los medios de comunicaci6n social, ONG’s y demas instituciones vinculadas con la lucha anti tabáquica.”

Links a los proyectos de Ley:

Comunicado enviado:

Distinguidos y honorables diputados Ayala, Hynes, Cattalini, Blanco, García, Lenci y Balagué, nos dirigimos a ustedes de manera respetuosa desde Asovape Argentina, quienes representamos la asociación de usuarios de dispositivos de administración de nicotina en nuestro país. Nuestra organización tiene como objetivo defender los derechos de las personas adultas que utilizan los dispositivos de administración de nicotina como una alternativa para abandonar el tabaquismo y para aquellas personas mayores de edad que desean seguir consumiendo nicotina de una manera mucho menos riesgosa. Nuestro propósito es combatir el tabaquismo al igual que lo vienen haciendo ustedes en cada uno de sus cargos, con métodos innovadores que les den la posibilidad a los fumadores de tener alternativas para dejar de lado el tabaquismo.

Tenemos conocimiento que ustedes presentaron para su debida aprobación el Proyecto de ley 36975, por el cual se modifican los artículos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 12 y 13 de la Ley 12432 (Programa de Control de Tabaquismo) y el Proyecto de ley 38788, por el cual se modifican los Artículos Nros. 2, 3, 4, 7, 9 y 10 y se incorporan los Artículos Nros. 9 bis y 10 bis a la Ley Nº 12.432 de creación del Programa Provincial de Control del Tabaquismo y se deroga la Ley Nº 12.605; y, Dictamen de Comisión de Salud Pública y Asistencia Social. Es por ello que la organización signataria quiere dirigirse a ustedes de manera respetuosa, para que tengan en cuenta los siguientes estudios científicos y consideraciones sobre los sistemas electrónicos de administración de Nicotina (SEAN), sistemas electrónicos de administración sin Nicotina (SESN) y los productos de tabaco calentado (PTC) y los valoren al momento de tomar decisiones sobre estas alternativas:

Existen muchos estudios científicos que demuestran cómo estos productos de administración de nicotina ayudan a mejorar la salud y la calidad de vida de las personas que antes eran fumadoras (1,2,3,4,5,6,7), y que ayudan a los fumadores a dejar de fumar (8,9,10,11). Nosotros, los usuarios, somos la prueba viva de ello y lo hemos experimentado profundamente en nuestro propio cuerpo.

Los productos de tabaco calentado están ayudando a mucha gente igualmente y prueba de ello, es que las ventas de tabaco combustible en países como Japón han caído vertiginosamente en pocos años (12). Organizaciones muy importantes como la FDA los han respaldado (13,14) y además varios estudios demuestran su poca toxicidad en comparación con el tabaco tradicional (15,16,17,18).

Además, el uso de dispositivos de administración de nicotina, como los SEAN y los SESN, han demostrado a través del tiempo una caída o reducción de las tasas de tabaquismo en varios países como Reino Unido (19,20,21), Francia (22), Islandia (23), Nueva Zelanda (24) y también en EEUU (25). Consideramos importante tener en cuenta esta evidencia y los éxitos logrados en las políticas de salud públicas de algunos de estos países, para que puedan ser replicadas en los países en los cuales no se ha regulado o se ha prohibido el uso de estos productos.

Desconocer esta experiencia y prohibir estos productos o equipararlos legislativamente con el tabaco convencional, provocará que millones de personas sigan fumando y muriendo a causa de multitud de enfermedades derivadas del tabaquismo. Desgraciadamente, muchos de nosotros, los usuarios de estos productos, tenemos larga experiencia en lo que el tabaquismo puede hacer en nuestra salud y conocemos las impresionantes mejoras que hemos experimentado al comenzar a usar estas herramientas.

Como usuarios, sabemos mejor que nadie, que productos como los SEAN, SESN y PTC son parte de la solución y no parte del problema del tabaquismo. Muchos de nosotros somos exfumadores gracias a ellos y sabemos que nos han salvado la vida. Alejar a los actuales fumadores de ellos y darles a entender que son igual de nocivos que el tabaco, en realidad va a la contra de las finalidades del CMCT de la OMS y a la Constitución de la OMS que en uno de sus primeros párrafos establece que “El goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano sin distinción de raza, religión, ideología política o condición económica o social”. Es por ello que consideramos que estos productos deben ser regulados de manera diferenciada, permitiendo al usuario adulto, especialmente aquellos que no consiguen dejar de fumar de ninguna manera, considerar estos dispositivos como una alternativa que le posibilite abandonar el tabaco, e incluso la nicotina, o bien consumir nicotina sin los miles de tóxicos del humo y, por tanto, de una manera menos riesgosa.

Esto no discrepa y apoyamos totalmente, la necesidad imprescindible de evitar el acceso de estos productos por parte de menores de edad y no fumadores. Se puede proteger a los menores de edad de su acceso y consumo, pero sin socavar los derechos de las personas mayores edad que buscan alternativas para abandonar el tabaquismo y reducir los daños que este causa.

No se puede justificar la aplicación de regulaciones iguales o más prohibitivas a los productos de administración de nicotina que al propio tabaco convencional, mientras éste último es completamente legal en todos los países del mundo y sigue causando millones de muertos anualmente. Tampoco es justificable que se trate de silenciar a personas y organizaciones como las nuestras, que simplemente exponemos cómo estos productos nos han cambiado la vida, comentamos todos los avances científicos respecto a ellos y, en definitiva, tratamos de arrancar a cuantos más fumadores podemos de las garras del tabaquismo. Absolutamente ninguna Organización está legitimada para tratar de limitar la libertad de expresión.

El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco define el “control del tabaco” en su artículo 1, numeral d, como las “diversas estrategias de reducción de la oferta, la demanda y los daños con objeto de mejorar la salud de la población eliminando o reduciendo su consumo de productos de tabaco y su exposición al humo de tabaco”. Los SEAN, los SESN y los PTC están demostrado ser una ayuda adicional a estas estrategias y pueden reducir efectivamente el daño en las personas que no quieren o no pueden dejar de fumar. Los dispositivos de riesgo reducido para la administración de nicotina son parte integral de estrategias de reducción de daño, que han demostrado tener un costo-beneficio alto para sustancias legales como el alcohol e ilegales como la heroína, al obtener resultados en términos de salud pública, como también en aspectos sociales y económicos relacionados con el uso de la nicotina. El enfoque está basado en el respeto por los derechos humanos, desde el derecho a la salud hasta el

derecho a participar en las regulaciones sobre la sustancia, así como la oferta de alternativas para que cada usuario de nicotina pueda hacer efectivo cada uno de sus derechos de una manera informada, como establece la propia Constitución de la OMS.

Las regulaciones de este tipo de productos deben ser basadas en la revisión profunda de toda la evidencia científica y experiencia internacional existente, y no bajo la discriminación generada por posibles sesgos ideológicos, políticos o económicos. También se debe dar espacio a la participación y se deben tener en cuenta a todos los actores involucrados en este proceso: médicos, científicos, instituciones de investigación, academia, organizaciones civiles, Organizaciones no gubernamentales y todo aquel que pueda brindar evidencia para la toma justa de decisiones.

Regular la calidad de los productos de administración de nicotina debe ser una prioridad al momento de establecer directrices que garanticen altos estándares de calidad y seguridad de los productos y protegiendo eficientemente a la población. Por ello sugerimos tener en cuenta las directrices europeas que obligan a todos los países de Europa desde 2016 a notificar toda la información del producto, incluido el diseño, composición química de los líquidos y las emisiones, el contenido de nicotina, la toxicidad, pruebas analíticas, etc.

Creemos que es conveniente una regulación estricta de la publicidad de estos productos, sobre todo ante menores de edad, pero sin negar, ni restringir la información sobre ellos a los fumadores adultos.

La aplicación de restricciones absolutas, impuestos exorbitantes, limitaciones de adaptabilidad, sabores y entrega de nicotina, no están basadas en evidencia científica real y de calidad y causarán, como ya es un hecho en muchos países, la creación de mercados ilícitos de millones de personas sin control del estado en materias de calidad, seguridad, salubridad, ni fiscal, afectando directamente sus finanzas públicas por evasión de impuestos.

Regular de manera diferenciada, balanceada y proporcional al riesgo de cada producto permitirá a los Estados tener control sobre estos productos y recaudar impuestos que puedan ayudar a mejorar los ingresos de las arcas públicas. Se trata de regular de manera acertada, innovadora y diferenciada, la serie de dispositivos electrónicos que ya están en el mercado o que vienen en desarrollo, se trata de complementar con el enfoque de reducción de daños las estrategias de prevención, atención y cesación del consumo que se vienen impulsando, se trata de reconocer la voz ciudadana y participativa de las personas usuarias de nicotina como un derecho fundamental en el diseño, implementación y evaluación de políticas públicas que afectan directamente su salud.

Los gobiernos deben adoptar una regulación delicada de estos dispositivos y generar una evaluación democrática y objetiva de toda la evidencia científica, sin influencias de terceros.

Estos mismos argumentos y de manera más amplia fueron presentados anteriormente a la Directora Nacional de Relaciones Sanitarias Internacionales Carla Moretti por expertos en salud pública, reducción de daños y médicos latinoamericanos que enviaron una carta abierta a los ministerios de salud de Colombia, Chile y Argentina preocupados por las recomendaciones del Informe de la décima reunión del Grupo de Estudio de la OMS sobre Regulación de Productos de Tabaco. Cartas que puede consultar en los enlaces que adjunto a continuación:


Carta de médicos y expertos en salud pública:

https://drive.google.com/file/d/1MU2kzUlJPsgcCGMldkDO4esYjxmHoYZI/view

Carta de asociaciones:

https://drive.google.com/file/d/1e8OrENEVAkq8u_r-EByBX6k3gmDnEGpV/view

Queremos dejar en claro que no estamos en contra del objetivo que persiguen ambos proyectos de Ley y el Programa de Control de Tabaquismo, nuestra finalidad también es la reducción de daños y bajar los niveles de tabaquismo en Argentina, por eso queremos aprovechar esta oportunidad no solo para para manifestar nuestro deseo de participación y colaboración para con ustedes, sino que también proponerles una visión diferente sobre los dispositivos electrónicos de administración de nicotina con argumentos sólidos y sobre todo actualizados:

RIESGOS SANITARIOS PARA LOS USUARIOS

Durante la última década hubo muchísimos avances en materia científica acerca del vapeo que nos ayudó a conocer más y mejor en que porcentaje estos productos de riesgo reducido afectaban nuestra salud, un claro ejemplo de cómo evoluciono la ciencia aplicada al vapeo es la revisión de Public Health England que ha declarado que los cigarrillos electrónicos son “un 95% más seguros” que los cigarrillos convencionales, dada la reducción de la carga carcinógena y cuenta con el apoyo de muchas organizaciones, incluido el Royal College of Physicians of Edinburgh y el Chief Medical Officer de Escocia, cabe destacar que dicha evidencia recibe actualizaciones periódicas que no solo garantizan cada vez más seguridad para los usuarios, sino que también ayudan a mejorar los políticas y programas de salud pública (26 y 27).

RIESGOS SANITARIOS PARA LAS PERSONAS DEL ENTORNO EXPUESTAS AL AEROSOL EXHALADO POR LOS USUARIOS DE LOS SEAN/SSSN

El “vapeador pasivo” es una preocupación que nunca nos fue ajena tanto a los usuarios como a los profesionales de la salud y la ciencia, es un punto muy importante a tener en cuenta siempre y cuando se dejen de lado los “mitos” que hay alrededor del tema y se dé lugar a argumentos sólidos basados en estudios químicos o clínicos realizados de manera correcta y responsable, ya que consideramos que la desinformación al respecto es mucho más nociva que la exposición al aerosol exhalado.

En este punto vamos a citar algunos de los ejemplos más actuales sobre el tema que seguramente van a ser más que reveladores para ustedes:

1) El catedrático emérito de Química y que fuera director del Departamento de Láseres y Haces Moleculares del Instituto Multidisciplinario de la Universidad Complutense Ángel González Ureña ha asegurado en marzo de este año que circular por una calle cualquiera de la ciudad de Madrid expone a una persona a “más tóxicos” que si consumes un cigarrillo electrónico (28).

González Ureña ha explicado que experimentos llevados a cabo en Madrid concluyen de manera “absolutamente clara” que “por el tráfico” la exposición a muchas sustancias peligrosas es mayor que con productos de vapeo o de cigarrillo electrónico.

“Hemos realizado algunos experimentos aquí en Madrid, analizando los gases en una calle normal, a causa del tráfico, y comparado con el cigarrillo electrónico y les puedo decir que para muchos químicos si vas caminando por una calle cualquiera estás expuesto a más tóxicos que si inhalas un cigarrillo electrónico. Eso es seguro”, aseveró.

En la misma dirección se ha postulado el que fuera responsable de oncología de los hospitales londinenses Guy’s, King’s y St Thomas y actualmente asesor del Gobierno francés en su estrategia sobre cáncer, Peter Harper, que mantuvo que la “polución causa más problemas que la inhalación de estos productos”.

El español, además, ha cifrado en más del 90 por ciento la reducción de componentes tóxicos o dañinos en el caso de los cigarrillos electrónicos, los vapeadores o el tabaco calentado en comparación con el cigarrillo convencional.

Y ha detallado que ello ocurre porque el proceso químico es distinto, “por la ausencia de combustión” y la “temperatura muy inferior”. “La reducción de daño en el tabaco no es una teoría sino un hecho experimental basado en el análisis químico usando técnicas analíticas altamente sensibles y de alta resolución”, aseveró.


EXPERIMENTO A TRAVÉS DE UNA MÁQUINA DE FUMAR

Se trata de una “máquina de fumar” que equipa un cromatógrafo de gases y un espectrómetro de masas. Sobre los datos de esta herramienta giró buena parte de la charla que dio el experto español en el transcurso de unas jornadas sobre el cigarrillo electrónico organizadas desde Bulgaria y emitidas a través de internet bajo el título ‘Preguntas y respuestas sobre los cigarrillos electrónicos: los expertos toman la palabra’.

En los gráficos mostrados, los indicadores de tolueno, o-xileno, 3R4F o de la propia nicotina, entre otros, son inferiores en el cigarrillo electrónico en comparación con el cigarrillo convencional. Sustancias como el mentol o el anetol que sí dan registros superiores son usados, explicó el experto, en la industria alimentaria y no causan daños a la salud salvo en caso de sobredosis.

CUESTIONA QUE HAYA VAPEADORES PASIVOS:

Por último, el español cuestionó también que exista un “vapeador pasivo” al menos si se refiere a inhalación de nicotina derivada de los cigarrillos electrónicos, por su “bajo contenido en el aerosol expelido”.

Harper, por su parte, remarcó que los productos alternativos al tabaco convencional suponen “menos riesgo”: “No es que no haya riesgo, sino que hay menos riesgo”.

50.000 BRITÁNICOS HAN DEJADO DE FUMAR GRACIAS AL ELECTRÓNICO

Agregó también que la sanidad pública británica ha concluido en un informe publicado en febrero de este 2021 que más de 50.000 fumadores que de otra forma habrían continuado fumando han logrado dejar de hacerlo gracias a la ayuda de los cigarrillos electrónicos y pidió a las autoridades públicas que tengan en cuenta la ciencia, que calificó como el “único camino para avanzar”.

2) El aerosol del vapeo tiene un impacto mínimo en la expresión genética en el tejido pulmonar humano en comparación con el humo del cigarrillo (29).

Un nuevo estudio revisado por pares publicado en la revista Toxicological Research & Application muestra que la exposición aguda de un modelo de tejido bronquial humano en 3D al aerosol de un cigarrillo electrónico tiene un impacto mínimo en la expresión genética en comparación con el humo de los cigarrillos combustibles.

La investigación involucró la exposición subcitotóxica a las células en un modelo bronquial humano 3D (MucilAirTM) al aerosol de vaporizador que contiene nicotina, humo de cigarrillo combustible y control de aire fresco bajo estrictas condiciones de laboratorio.

La técnica basada en la prueba de toxicidad altamente sensible en el siglo XXI (TT21C) permite a los investigadores obtener una comprensión mecanicista de los efectos potenciales de la exposición al aerosol de vapeo y al humo de 3R4F (cigarrillo de referencia), sin experimentar otros procesos que pueden ser provocados por exposiciones significativamente más altas, incluida la muerte celular, que podrían dificultar la interpretación de los resultados.

Después de períodos de ‘recuperación’ celular de 4 y 48 horas, los científicos evaluaron la expresión de una variedad de genes para determinar si alguno aumentaba o disminuía con la exposición única.

“Dentro de este modelo, la exposición al humo del cigarrillo provocó cambios significativos en la expresión genética, lo que indica, entre otros efectos, cambios en el estrés oxidativo y los marcadores de inflamación”, confirmó Matt Stevenson, director de toxicología preclínica de Imperial Brands. “Por el contrario, el aerosol de vaporizador generó solo una respuesta mínima, similar a la observada en el control de aire”.

El toxicólogo principal de Imperial, el Dr. Liam Simms, añadió: “El análisis de enriquecimiento de conjuntos de genes que examina los genes más sobreexpresados ​​o insuficientemente expresados ​​se comparó en cinco vías clave: ciclo celular, apoptosis, señalización de p53, muerte celular y señalización de NF-KappaB [un complejo proteico que controla transcripción de ADN, producción de citocinas y supervivencia celular].

Centrándonos en el cigarrillo de referencia 3R4F, no se activaron vías después de cuatro horas de exposición, pero a las 48 horas las células tenían ambos genes asociados con el ciclo celular y las vías de muerte celular activadas. Por el contrario, las células expuestas al aerosol de vaporizador demostraron vías de señalización de NF-KappaB ligeramente elevadas después de cuatro horas de exposición. Sin embargo, a las 48 horas no se activaron vías”.

Los resultados de este estudio muestran que, en las condiciones de la prueba, la exposición aguda al aerosol de vaporizador tuvo menos impacto en la expresión génica en células pulmonares humanas in vitro que la dosis equivalente de humo de cigarrillo.

“Esta última investigación se suma al creciente cuerpo de investigación recopilado tanto por Imperial Brands como por otros, lo que demuestra el considerable potencial de reducción de daños de los productos de próxima generación (NGP) como los vaporizadores en comparación con el consumo continuo de cigarrillos combustibles”, dijo el Dr. Grant O’Connell, Jefe de Ciencias de Reducción de Daños del Tabaco en Imperial.

“Alentamos a los reguladores y los formuladores de políticas a considerar el peso de la evidencia que muestra las claras diferencias científicas entre los cigarrillos combustibles, que queman tabaco, y los NGP potencialmente reducidos en daños que no lo hacen”, concluyó.

3) Los cigarrillos electrónicos (e-cigarrillos) generalmente se reconocen como una alternativa más segura a los productos de tabaco quemados, pero existen afirmaciones contradictorias sobre el grado en que estos productos justifican la preocupación por la salud de los vapeadores (usuarios de cigarrillos electrónicos). Este artículo revisa los datos disponibles sobre la química de los aerosoles y líquidos de los cigarrillos electrónicos y compara la exposición modelada de los vapeadores con los estándares de seguridad ocupacional (30).

Se accedió tanto a la literatura revisada por pares como a la literatura “gris” y se extrajeron más de 9.000 observaciones de calidad muy variable. Las comparaciones con los estándares de exposición en el lugar de trabajo más universalmente reconocidos, los valores límite de umbral (TLV), se realizaron bajo supuestos del “peor de los casos” sobre el contenido químico de aerosoles y líquidos, así como el comportamiento de los vapeadores.

No hubo evidencia de la posibilidad de exposición de los usuarios de cigarrillos electrónicos a contaminantes asociados con un riesgo para la salud a un nivel que mereciera atención si se tratara de exposiciones involuntarias en el lugar de trabajo. La gran mayoría de las exposiciones previstas son <<1% del TLV. Las exposiciones previstas a la acroleína y el formaldehído suelen ser <5% del TLV. Considerar la exposición al aerosol como una mezcla de contaminantes no indica que sea plausible exceder la mitad del TLV para las mezclas. Solo las exposiciones a los ingredientes principales declarados, propilenglicol y glicerina, merecen atención debido a la naturaleza preventiva de los TLV para exposiciones a hidrocarburos sin toxicidad establecida.

El estado actual de conocimiento sobre la química de líquidos y aerosoles asociados con los cigarrillos electrónicos indica que no hay evidencia de que el vapeo produzca exposiciones inhalables a contaminantes del aerosol que justifiquen preocupaciones de salud según las normas que se utilizan para garantizar la seguridad de los lugares de trabajo. Sin embargo, el aerosol generado durante el vapeo en su conjunto (contaminantes más ingredientes declarados) crea exposiciones personales que justificarían la vigilancia de la salud entre las personas expuestas junto con la investigación de los medios para mantener los efectos adversos para la salud tan bajos como sea razonablemente posible. Es probable que las exposiciones de los transeúntes sean órdenes de magnitud menores y, por lo tanto, no supongan una preocupación aparente.

Dadas las evidencias presentadas, sintetizando la evidencia sobre la química de líquidos y aerosoles de cigarrillos electrónicos, con especial énfasis en los contaminantes, se ha demostrado que el aerosol exhalado por los vapeadores no representa ningún riesgo para quienes comparten espacio con un usuario de estos dispositivos.

El vapeador pasivo NO existe.

EFICACIA DE LOS SEAN/SSSN PARA AYUDAR A LOS FUMADORES A DEJAR DE FUMAR

“Vapear mejor que la terapia de reemplazo de nicotina para dejar de fumar, sugiere la evidencia”, así lo afirmaba el gobierno británico el pasado 23 de febrero (31).

El séptimo informe independiente de Public Health England (PHE) sobre vapeo en Inglaterra, realizado por investigadores del King’s College London, encontró que:

  • Los productos de vapeo de nicotina fueron la ayuda más popular (27,2%) utilizada por los fumadores que intentaban dejar de fumar en Inglaterra en 2020
  • se estima que en 2017, más de 50.000 fumadores dejaron de fumar con la ayuda de un producto de vapeo que de otro modo habrían seguido fumando
  • El 38% de los fumadores en 2020 cree que vapear es tan dañino como fumar; el 15% cree que vapear es más dañino
  • el uso de un producto de vapeo como parte de un intento de dejar de fumar en los servicios locales para dejar de fumar tuvo algunas de las tasas de éxito más altas para dejar de fumar: entre el 59,7% y el 74% en 2019 y 2020

El informe analiza en profundidad la evidencia más reciente sobre la efectividad de los productos de vapeo de nicotina para ayudar a las personas a dejar de fumar. El informe también proporciona una actualización sobre el uso de productos de vapeo de nicotina entre jóvenes y adultos y examina los datos sobre la percepción de riesgo de las personas.

En Inglaterra en 2020, los productos de vapeo de nicotina fueron la ayuda más popular utilizada por los fumadores que intentaban dejar de fumar, con un 27,2% de los fumadores que usaban un producto de vapeo en comparación con un 18,2% que usaba productos de terapia de reemplazo de nicotina (NRT) (como parches y chicle) y 4.4 % que usa el medicamento de venta con receta vareniclina.

La evidencia a lo largo de los años sugiere que a medida que aumenta el uso de productos de vapeo en los intentos de dejar de fumar, también aumenta el número de abandonos exitosos en Inglaterra. Se estima que en 2017, más de 50.000 fumadores dejaron de fumar con la ayuda de un producto de vapeo que de otro modo habrían seguido fumando. Los datos de las revisiones sistemáticas desde el informe de 2018 de PHE muestran que los productos de vapeo fueron significativamente más efectivos para ayudar a las personas a dejar de fumar que la NRT.

Aquellos que usan un producto de vapeo como parte de su intento de dejar de fumar en los servicios locales para dejar de fumar tienen algunas de las tasas de éxito más altas para dejar de fumar: entre el 59,7% y el 74% en 2019 a 2020.

El vapeo se ha estancado en adultos y jóvenes desde el último informe PHE en marzo de 2020.

Alrededor del 4.8% de los jóvenes (de 11 a 18 años) reportaron vapear al menos una vez al mes, lo mismo que el año pasado, y la mayoría de ellos eran fumadores actuales o exfumadores (solo el 0.8% de los jóvenes que nunca habían fumado actualmente vapean). La prevalencia del tabaquismo entre los jóvenes, incluidos los que fumaban a veces o más de una vez a la semana, era del 6,7% en marzo de 2020, similar a marzo de 2019, del 6,3%. La ley prohíbe la venta de productos para fumar y vapear a menores de 18 años, pero se informan violaciones de la edad de venta.

Al igual que el año pasado, alrededor del 6% de los adultos son vapeadores actuales, lo que equivale a aproximadamente 2,7 millones de vapeadores adultos en Inglaterra. La prevalencia del tabaquismo sigue descendiendo y se sitúa entre el 13,8% y el 16% según la encuesta. La prevalencia de vapeo estuvo entre el 17,5% y el 20,1% entre los fumadores actuales, alrededor del 11% entre los exfumadores y entre el 0,3% y el 0,6% entre los que nunca han fumado. La proporción de vapeadores que también fuman, o ‘usuarios duales’, ha disminuido desde 2012.

Todavía existen preocupaciones sobre la creciente percepción errónea del riesgo relativo causado por los productos de vapeo, en comparación con el tabaco fumado. En 2020, el 38% de los fumadores creía que vapear es tan dañino como fumar y el 15% creía que vapear es más dañino. Esto está fuera de línea con las revisiones de expertos del Reino Unido y EE.UU., Que concluyen que el uso de productos de vapeo de nicotina regulados es mucho menos dañino que fumar.

El profesor John Newton, director de mejora de la salud en PHE, dijo:

El tabaquismo sigue siendo la principal causa prevenible de muerte prematura y enfermedad, matando a casi 75.000 personas en Inglaterra en 2019. Lo mejor que puede hacer un fumador es dejar de fumar por completo y la evidencia muestra que vapear es una de las ayudas para dejar de fumar más efectivas disponibles, ayudando a alrededor de 50,000 fumadores a dejar de fumar al año.

Miles más podrían haber dejado de fumar excepto por temores de seguridad infundados sobre los cigarrillos electrónicos. La evidencia ha sido clara durante algún tiempo de que, si bien el vapeo no está exento de riesgos, es mucho menos dañino que fumar.

Para cualquier persona que fume, especialmente para aquellos que ya han probado otros métodos, recomendamos encarecidamente que intenten vapear y dejar de fumar, idealmente con el apoyo adicional de su servicio local para dejar de fumar para tener la mejor oportunidad de dejar de fumar para siempre.

El consejo de PHE sigue siendo que los fumadores deben cambiar a productos de vapeo para ayudarlos a dejar de fumar, pero los no fumadores no deben empezar a vapear. Los productos de vapeo contienen sustancias químicas significativamente menos dañinas que los cigarrillos, pero no están exentos de riesgos.

PHE ha encargado una revisión completa de la evidencia sobre la seguridad de los productos de vapeo, que se publicará el próximo año en 2022. King’s College London está trabajando con varios investigadores diferentes del Reino Unido y EE.UU. (Incluidos algunos que contribuyeron a las Academias Nacionales del informe de cigarrillos electrónicos de Ciencias, Ingeniería y Medicina en 2018) para realizar esta revisión.

La profesora Ann McNeill, profesora de adicción al tabaco en el King’s College de Londres y autora principal del informe, dijo:

Nuestro informe reúne los hallazgos de ensayos controlados aleatorios, servicios para dejar de fumar y estudios de población y concluye que los productos de vapeo de nicotina son una forma eficaz de dejar de fumar con éxito.

Lo preocupante es que los fumadores, especialmente los de grupos desfavorecidos, creen cada vez más de forma incorrecta que vapear es tan dañino como fumar. Esto no es cierto y significa que menos fumadores intentan vapear.

El objetivo para 2030 es estar libre de humo en Inglaterra. El desarrollo de un nuevo Plan de Control del Tabaco y la revisión de este año de las Regulaciones de Tabaco y Productos Relacionados de 2016 es una oportunidad para garantizar que las regulaciones sobre el vapeo sean apropiadas. También se espera que las regulaciones ayuden a los fumadores a dejar de fumar, sin atraer a personas que nunca han fumado.

Deborah Arnott, directora ejecutiva de ASH, dijo:

Con razón, desde que los cigarrillos electrónicos surgieron como una alternativa al tabaquismo, el gobierno ha tratado de lograr un equilibrio entre ayudar a los fumadores a dejar de fumar y proteger a los niños. Como muestra la investigación de ASH incluida en el informe para PHE, el uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes de 11 a 18 años se ha mantenido bajo hasta la fecha, pero, en el lado negativo, su potencial como una ayuda para dejar de fumar para adultos no se ha realizado por completo.

A medida que nos esforzamos por lograr una nación libre de humo para 2030, es necesario hacer más para apoyar a los fumadores adultos que podrían beneficiarse de cambiar para hacerlo, al tiempo que eliminamos las lagunas en las leyes que podrían usarse para promover productos entre los adolescentes.

Michelle Mitchell, directora ejecutiva de Cancer Research UK, dijo:

Los cigarrillos electrónicos son un producto todavía relativamente nuevo; no están libres de riesgos, ya que aún no conocemos su impacto a largo plazo. Desaconsejamos encarecidamente a las personas que no han fumado que las consuman, especialmente a los jóvenes. Pero la investigación hasta ahora muestra que vapear es menos dañino que fumar tabaco y, como enfatiza este informe, puede ayudar a las personas a dejar de fumar. Se desconocen los efectos a largo plazo de los cigarrillos electrónicos, pero los daños a largo plazo del tabaco son indiscutibles.

El apoyo de los servicios para dejar de fumar sigue siendo la forma más eficaz de ayudar a las personas a dejar de fumar para siempre. Los servicios pueden ayudar a las personas a encontrar la herramienta que les funcione, cigarrillos electrónicos o de otro tipo, y brindarles la mejor oportunidad de reducir el riesgo del tabaco.

JÓVENES EN EL USO DE LA NICOTINA Y EL HÁBITO DE FUMAR. INTERESES COMERCIALES

Punto en el que coincidimos es en limitar el acceso y proteger a los menores de edad, pero con los argumentos correctos y que no falten a la verdad, confiamos en que educar y concientizar a los jóvenes con la verdad es la mejor herramienta que tenemos para lograr dicho objetivo.

Cualquier medida a adoptar bajo esas premisas van a ser apoyadas desde nuestra ONG.

Si se trabaja en consenso y con una regulación sensata de estos productos en vez de una prohibición se podría controlar de manera mucho más efectiva, prohibir no es la solución, ya que lo único que hace es fomentar un mercado informal y es ahí donde un menor de edad puede “sacar provecho” y llegar a estos productos.

Desde nuestra asociación monitoreamos constantemente esta situación, es parte de nuestra rutina analizar en profundidad este tema, La realidad es que en nuestro país hay mucha consienta sobre el tema, dentro del escenario tan desfavorable que plantea una prohibición podemos afirmar que no existe prácticamente el uso entre menores de edad, pero eso no puede ser responsabilidad absoluta de la comunidad de usuarios, es tarea de las instituciones y de los legisladores dar las garantías para que eso no ocurra pero sin afectar las libertades personales de los adultos.

APROXIMACIÓN EPIDEMIOLÓGICA AL CONSUMO DE CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

La epidemiología es aquel conjunto de métodos y técnicas que se ocupa del estudio del estado de bienestar de cualquier tipo de población (humanos y animales). En consecuencia, se centra en el estudio de la evolución de los trastornos a través del tiempo y en distintas áreas geográficas con el objetivo de determinar la incidencia y prevalencia de los trastornos explorados, y determinar su distribución diferencial en las distintas áreas y en los distintos momentos temporales trabajados; y por último, establecer los factores asociados a la aparición de los diferentes trastornos, ya sean de riesgo o de protección, con la finalidad última de prevenir la aparición de los mismos en la población. Tomando esta definición como premisa a priori podemos decir que el vapeo tendría un impacto positivo sobre la real epidemia que es el tabaquismo (32).


La evidencia existente indica que el uso de cigarrillos electrónicos una alternativa menos dañina que fumar. No hay tabaco ni combustión involucrados en el uso; por lo tanto, los vapeadores habituales pueden evitar varias sustancias químicas tóxicas nocivas que suelen estar presentes en el humo de los cigarrillos de tabaco. De hecho, algunos productos químicos tóxicos también se liberan en el vapor, pero sus niveles son sustancialmente más bajos en comparación con el humo del tabaco y, en algunos casos (como las nitrosaminas), son comparables con las cantidades que se encuentran en los productos farmacéuticos de nicotina. Las autoridades sanitarias y los reguladores del tabaco a menudo han tergiversado o malinterpretado los datos de encuestas, clínicos, químicos y toxicológicos, de tal manera que el potencial de consecuencias nocivas del uso de estas herramientas de reducción de daño ​​se ha exagerado en gran medida (33). Es obvio que puede haber algún riesgo residual asociado con el uso, pero esto probablemente sea trivial en comparación con las devastadoras consecuencias del tabaquismo. Además, se recomiendan solo a fumadores o exfumadores, como sustituto de los cigarrillos convencionales o para prevenir la recaída del tabaquismo; por lo tanto, cualquier riesgo debe estimarse en relación con el riesgo de continuar o recaer en el hábito de fumar y debe tenerse en cuenta la baja eficacia de los medicamentos actualmente aprobados para dejar de fumar. Es necesario implementar regulaciones para mantener la situación actual de penetración mínima del uso en no fumadores y jóvenes, mientras que los fabricantes deben estar obligados a proporcionar pruebas de la calidad de los ingredientes utilizados y a realizar pruebas sobre la eficiencia y seguridad de sus productos. Sin embargo, cualquier decisión reglamentaria no debe comprometer la variabilidad de las opciones de los consumidores y debe garantizar que sean más fácilmente accesibles en comparación con su principal competidor, el cigarrillo de tabaco. Los consumidores merecen y deben hacer las decisiones informadas y la investigación definitivamente promoverán esto. En particular, los datos actuales sobre la evaluación de la seguridad y la evaluación del riesgo son suficientes para evitar medidas reglamentarias restrictivas como consecuencia de una aplicación irracional del principio de precaución.

Los vapeadores son un producto revolucionario en la reducción del daño causado por el tabaco. Aunque emiten vapor, que se asemeja al humo, literalmente no hay fuego (combustión) ni “fuego” (sospecha o evidencia de que pueden ser la causa de la enfermedad de manera similar a los cigarrillos de tabaco). Debido a sus características únicas, representan una oportunidad histórica para salvar millones de vidas y reducir significativamente la carga de enfermedades relacionadas con el tabaquismo en todo el mundo.

Para un análisis profundo y actual sobre la composición de los líquidos para vapeo están a su disposición profesionales multidisciplinarios de índole nacional e internacional (Farmacéuticos, doctores, físicos, químicos, especialistas en biología celular y genética, etc.) que integran nuestro equipo de trabajo o son colaboradores de nuestra ONG. Aprovechamos la ocasión para manifestar que estamos totalmente a favor del control y estandarización de estos productos ya que confiamos que con una regulación sensata de los mismos garantizaríamos a los usuarios que su consumo apto para su fin ,con normas de calidad superiores a los productos que se consiguen en el mercado informal y está demostrado que dicha informalidad es una de las consecuencias más grave y directas que tiene el prohibicionismo, que por el contrario del control que postula, lo único que hace es fomentar su crecimiento.

En Argentina se estima que existen alrededor de 800.000 vapeadores, una actitud prohibicionista lo único que lograría es seguir generando un efecto contrario y alejando cada vez más el objetivo al que se quiere llegar, ya que, si bien en cuestión de argumentos diferimos, en lo que si estamos de acuerdo es que hay que velar por el bienestar de los que no pudieron logar la deshabituación tabáquica. Un ejemplo claro de esto es las consecuenticas que tuvo en México el veto a la importación de estos productos, que provocó que el 35% de los usuarios recayera en el tabaco (31).

Cabe destacar que los argumentos previamente expuestos fueron realizados por profesionales que integran el equipo de nuestra asociación y sin poseer conflicto de interés alguno a la fecha.

Nuestro compromiso es tal que estamos desarrollando un proyecto de regulación sensata para el vapeo en Argentina basado en nuestra propuesta (https://vapear.org/regulacion-sensata) que en breve tendremos listo y esperamos poder compartirlo con usted y sus colegas legisladores.

Guardamos la esperanza que ustedes tomen en cuenta nuestras consideraciones como ciudadanos al momento de tomar decisiones en estos proyectos de Ley tan importantes. Estamos a su entera disposición si ustedes requieren más información que pueda reforzar lo anteriormente citado.

Tienen en sus manos la posibilidad de ser un ejemplo a seguir, que la provincia de Santa Fe sea un modelo vanguardista sobre la reducción de daños, por eso les ofrecemos una panorámica global del potencial que tiene estas herramientas para dejar de fumar, una regulación sensata puede cambiar la vida de miles de personas.

Juan Facundo Teme.

Presidente Asovape Argentina.

Dr. Diego Joaquín Verrastro.

Médico Cirujano. M.N. 90.514. M.P. 444.934. – Secretario Asovape Argentina.

Milton Klun.

Farmacéutico – Pro secretario Asovape Argentina.

BIBLIOGRAFÍA:

  1. https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/2040622320961617
  2. https://www.nature.com/articles/s41598-017-14043-2
  3. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4053879/pdf/ijerph-11-04965.pdf
  4. https://www.discoverymedicine.com/Riccardo-Polosa/2016/02/persisting-long-term-bene-fits-of-smoking-abstinence-and-reduction-in-asthmatic-smokers-who-have-switched-to-electronic-cigarettes/
  5. https://pneumonia.biomedcentral.com/articles/10.1186/s41479-016-0001-2
  6. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/eci.12651
  7. https://portlandpress.com/clinsci/article-abstract/130/21/1929/71531/Lung-function-and-respiratory-symptoms-in-a?redirectedFrom=fulltext
  8. https://www.nejm.org/doi/pdf/10.1056/NEJMoa1808779
  9. https://www.gov.uk/government/publications/e-cigarettes-and-heated-tobacco-products-evidence-review
  10. https://publications.parliament.uk/pa/cm201719/cmselect/cmsctech/505/505.pdf
  11.  https://www.cochranelibrary.com/cdsr/doi/10.1002/14651858.CD010216.pub4/full
  12. https://www.mdpi.com/1660-4601/17/10/3570
  13. https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/fda-permits-sale-iqos-tobacco-heating-system-through-premarket-tobacco-product-application-pathway
  14. https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/fda-announces-comprehensive-regulatory-plan-shift-trajectory-tobacco-related-disease-death
  15. https://tobaccocontrol.bmj.com/content/28/5/582.abstract
  16. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0269749118306833?via%3Dihub
  17. https://link.springer.com/article/10.1007/s00204-018-2215-y
  18.  https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0045653518308816?via%3Dihub
  19. https://www.gov.uk/government/publications/vaping-in-england-evidence-update-march-2020/vaping-in-england-2020-evidence-update-summary#vaping-among-adults
  20. https://ash.org.uk/wp-content/uploads/2020/10/Use-of-e-cigarettes-vapes-among-adults-in-Great-Britain-2020.pdf
  21. https://www.gov.uk/government/publications/towards-a-smoke-free-generation-tobacco-control-plan-for-england
  22. https://www.academie-medecine.fr/lacademie-nationale-de-medecine-rappelle-les-avantages-prouves-et-les-inconvenients-indument-allegues-de-la-cigarette-electronique-vaporette/
  23. https://www.visir.is/g/2018180309766/reykingar-hvergi-minni-en-a-islandi
  24. https://www.nzherald.co.nz/nz/cigarette-sales-down-as-vaping-up-end-smoking-nz-says-but-smokefree-2025-target-wont-be-met/VEZ2CIQWBZVMP3CUQIPDU7UCTU/
  25. https://www.bmj.com/content/358/bmj.j3262
  26. https://www.rcpe.ac.uk/sites/default/files/jrcpe_48_4_mathur.pdf
  27. https://www.gov.uk/government/publications/vaping-in-england-evidence-update-february-2021
  28. https://www.europapress.es/islas-canarias/noticia-catedratico-quimica-dice-ir-calle-madrid-expone-mas-toxicos-cigarrillo-electronico-20210325175816.html
  29. https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/2397847320988496
  30. https://bmcpublichealth.biomedcentral.com/articles/10.1186/1471-2458-14-18?fbclid=IwAR3bP01Pev1n4AehE4X1ufrLq9-F_ylga91KrjjoqmFM-uxiCoq9ZrUz4AE
  31. https://www.gov.uk/government/news/vaping-better-than-nicotine-replacement-therapy-for-stopping-smoking-evidence-suggests
  32. https://www.ficargentina.org/informacion/control-de-tabaco/
  33. https://journals.sagepub.com/doi/10.1177/2042098614524430

Para seguir leyendo...




{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>